Cargando
black

En qué lugares colocar los sensores de movimiento

En qué lugares colocar los sensores de movimiento

En qué lugares colocar los sensores de movimiento
Los sensores de movimiento son los dispositivos que se colocan en los sistemas de
servicios domóticos que se destinan a la seguridad o a la iluminación. Seguro que en
algún momento hemos llegado a un pasillo de hotel que está oscuro y de repente se
ha iluminado, o hemos entrado en un baño y ha pasado lo mismo. Los encargados de
detectar nuestra presencia son estos sensores, pero ¿sabemos dónde se deben
colocar?
Si su ubicación no es correcta no nos garantizarán su función, por lo que vamos a
darte las claves para saber dónde deben ir colocados los sensores de movimiento.
Cuando colocamos estos sensores en zonas interiores de inmueble, debemos tener en
cuenta: las zonas de paso a la vivienda como una de las zonas estratégicas de
instalación; puertas, escaleras…
No colocaremos los sensores cerca de ventanas o climatizadores ya que el
movimiento que pueden generar las cortinas de una ventana, por ejemplo, pueden
activarlos constantemente.
Si tenemos mascotas, debemos colocar sensores que no detecten la presencia de
animales, y por último debemos de asegurarnos que no habrá obstáculos, como
muebles que puedan impedir su cobertura.
Si los colocamos en una zona exterior debemos tener en cuenta estos factores: los
sensores deben de colocarse en zonas de alturas o difícil acceso para que no sean
dañados, sin excedernos en la altura, si lo hacemos, no conseguiremos que sean
eficaces al 100%.
Debes instalar un detector en las puertas de entrada, punto clave tanto para la
seguridad como para la iluminación. Ten en cuenta también la temperatura o la
exposición a la luz natural que tendrán, hay modelos que son muy sensibles a estos
factores.
Si los sensores se van a instalar en zonas ajardinadas recuerda que tendrás que
adaptar su sensibilidad, ya que el paso de roedores, pájaros y demás, pueden generar
falsas alarmas.

Publicado el 11 abril, 2019