Cargando
black

Domótica y alarmas

Domótica y alarmas

Desde hace ya unos años la domótica está dando pasos cada vez más grandes. Hoy día, el concepto  de la domótica se ha ampliado aún más,  a un concepto de smarthome, donde los distintos electrodomésticos y dispositivos de la casa interactúan con el propietario de la vivienda a través del móvil.

Ya sea enviándole todo tipo de notificaciones sobre lo que hemos planificado, e incluso lo que está sucediendo. La domótica y las alarmas se han convertido ya desde hace tiempo en una pareja inseparable, para dar respuesta a los objetivo de todo smarthome: la seguridad, el ahorro energético y el confort.

No obstante, hay que tener en cuenta algo muy importante para que el nivel de seguridad de la instalación de alarma no se vea deteriorado. Todos los elementos que estén dentro de un sistema de alarma conectado a una central receptora deben tener el requisito de homologación Grado 2. Y es que los aparatos de un sistema de domótica no están reconocidos como parte de un sistema de alarma.

La Norma UNE-EN 50131-1 establece que todos los elementos que conformen el sistema deben ser ajustados a norma: la alarma (el equipo y todos sus componentes) debe de estar reconocida y homologada por el Ministerio del Interior y cualquier elemento o dispositivo que forme parte o se añada deberá cumplir, como mínimo, el grado y características establecidas en las Normas UNE-EN 50130/6 y en la Norma UNE CLC/TS 50398.

Por tanto, la normativa española explícitamente impide que se pueda manipular desde un teclado de domótica un sistema de alarma.

Publicado el 13 noviembre, 2019