Cargando
black

Cinco creencias erróneas sobre las alarmas en viviendas

Cinco creencias erróneas sobre las alarmas en viviendas

Es posible que a lo largo de tu vida hayas escuchado multitud de argumentos o frases hechas sobre la necesidad de una alarma en tu vivienda. Frases como “no lo necesito” o la preocupación por las falsas alarmas son comunes. Por ello, desde Diamond Seguridad queremos desmontar los falsos mitos sobre las alarmas de seguridad en casa que más se escuchan.
  1. Con cortar la luz se puede sabotear una alarma La tecnología de las alarmas de seguridad para nuestra vivienda cuenta con los avances para detectar intentos de sabotaje y para evitar que los dispositivos dejen de funcionar, aunque se produzca un corte de luz.
  2. Mi casa no interesa a los ladrones Es uno de los mitos más comunes: pensar que, dado que no gozamos de una vivienda con grandes lujos, los ladrones no se interesarán por ella, sin embargo, es al revés. Por ello, las alarmas en viviendas particulares funcionan como disuasorias, evitando jugársela en el caso de que esté protegida.
  3. Afectará a mi privacidad A través de tu alarma, solo podremos acceder a las imágenes de tu vivienda cuando haya un salto de alarma, de forma que se garantice tu privacidad, tal y como requiere la Ley de Protección de Datos.
  4. Es cosa de gente con dinero Se suele pensar que se trata de un artículo de lujo y una instalación muy cara. Sin embargo, hoy en día este tipo de protección está al alcance de todos, con precios populares tales como 1 euro al día.
  5. Mi mascota hará que salten las alarmas A través de nuestros sistemas se controlará los dispositivos para que no se activen ante el paso de las mascotas, pudiendo discriminar de forma que se eviten las falsas alarmas de forma eficaz.

Publicado el 13 de octubre de 2020