Cargando
black

Vigilancia en rondas

Vigilancia en rondas

Las rondas de vigilancia son una excelente solución para distintos escenarios en los que se desea la máxima protección y garantías de seguridad. Pueden encajar tanto en situaciones en las cuales no se permite o no es sencilla la implantación de otros sistemas de seguridad o porque resulta una opción más económica y puede cubrir más que de sobra las necesidades existentes en ese lugar. No obstante, siempre se debe realizar un estudio previo de la situación en primer lugar, para luego tomar la decisión final y que ésta se adapte al medio.

La vigilancia en rondas, también llamada vigilancia discontinua, se basa en la presencia de los medios de seguridad en todo tipo de revisiones, patrullas y controles. Estos controles, al no ser permanentes o de 24 horas deben ser estipulados por los clientes en aquellos momentos o en aquellas horas del día donde se consideran necesarios. Se pueden programar estas visitas, así como el cometido de las mismas (simplemente revisión o cualquier otra cosa más) y la duración (dependiendo del cometido también se podrá contemplar que duren más o menos). Por todo ello, se puede deducir que es un servicio totalmente adaptable a las necesidades concretas que se demanden.

También, al ser patrullas itinerantes, se ofrece la posibilidad de combinar servicios al compartir recursos con otras patrullas de la zona u otros clientes cercanos. Esto supone un ahorro en los costes pero no en la efectividad, ya que la presencia personal está garantizada. Y para ello se establecen turnos, los que sean necesarios. Los cometidos también deben estipularse de manera clara y concisa, aunque todos ellos son revisables y adaptables. Según el propio nivel de necesidad, será preciso realizar unas tareas u otras. Diamond ofrece servicios de calidad y siempre con la posibilidad de combinarlos y adaptarlos a lo que se necesita.

Publicado el 26 julio, 2017