Cargando
black

Protección de viviendas deshabitadas

Protección de viviendas deshabitadas

La protección de viviendas deshabitadas es clave para evitar disgustos. En los últimos años, la ocupación de viviendas es cada vez un fenómeno más creciente en parte por la crisis y en parte por la proliferación de actividades ilícitas.

Las casas vacías son un reclamo no sólo para quien trata de instalarse en una de ellas. También para quien pretende hacer negocio alquilando inmuebles que no son de su propiedad.

Para frenar el famoso “efecto llamada” las administraciones suelen evitar dar cifras. Aún con todo, se estima que sólo en la ciudad de Madrid hay en torno a un millar de viviendas ocupadas. Así pues, ¿qué medidas se pueden aplicar para evitar a una ocupación ilegal?

La prevención, clave

Una vez ocupada ilegalmente, los procedimientos legales pueden ser muy largos y tediosos, por lo que la opción más inteligente es la prevención.

Un primer paso puede ser aparentar que la vivienda está habitada. Suciedad, demasiadas cartas en los buzones, persianas siempre bajadas… Hay que ingeniárselas para evitar estos signos de abandono.

Sin embargo, el único método 100% fiable es contratar un servicio de seguridad. Vigilancia 24 horas, ya sea a cargo de un agente de seguridad o de cámaras de videovigilancia, y reforzar la seguridad en los accesos a la finca son una manera garantizar que permanezca totalmente protegida frente a cualquier intento de ocupación.

Publicado el 8 marzo, 2018