Cargando
black

Control de accesos: entornos laborales seguros y eficientes

Control de accesos: entornos laborales seguros y eficientes

Cuando hablamos de un lugar de trabajo, ya sea una oficina, un almacén o cualquier otro espacio, es vital realizar tareas de control de accesos para garantizar el correcto funcionamiento de la actividad.

La realización de estas funciones evita la entrada de personas ajenas a la empresa en las instalaciones, pero también resulta fundamental puesto que permite una supervisión más exhaustiva de los procesos de producción. Esto hace posible optimizar las funciones de la actividad y evitar una mala praxis, incluso entre los propios empleados.

Tipos de control de accesos

Los sistemas de control de accesos pueden ser analógicos o digitales. En cuanto a los primeros, estaríamos hablando de vigilantes de seguridad o conserjes que se ocupen directamente de estas labores.

No obstante, en los últimos años, es cada vez más frecuente que las empresas opten por realizar este proceso de manera informática. Este tipo de sistemas de control de accesos se componen de dos partes: el dispositivo electrónico y un software.

Su finalidad de controlar con precisión de cirujano las entradas y salidas de personas y vehículos. Así, se puede denegar o conceder el acceso al conjunto de las instalaciones o a un reciento determinado.

Además, existen, dependiendo del modelo, herramientas que incluyen la opción de recoger los datos horarios. Así, se puede controlar de manera telemática la presencia de los empleados.

Publicado el 13 marzo, 2018