Cargando
black

Gafas de reconocimiento facial y privacidad

Gafas de reconocimiento facial y privacidad

Las nuevas tecnologías se abren camino en nuestra vida rápidamente. El uso de gadgets está cada vez más extendido. No es extraño encontrarnos con elementos que midan nuestras pulsaciones, pasos, que nos indiquen una dirección…etc. Estos avances tecnológicos han llegado también a la seguridad, ya no solo con las cámaras de seguridad o sistemas de detección avanzados, sino con técnicas que parecen propias de la ciencia ficción.

Gafas que identifican personas

La policía de la ciudad de Zhengzhou (China) está usando una gafas inteligentes capaces de identificar personas. Se trata de gafas de sol que tienen una apariencia de lo más convencional. Los cristales oscuros y la montura ligera con la que están fabricadas integran una cámara similar a la utilizada por las Google Glass. Con ellas se puede identificar a una persona a través de su rostro en plena calle. Además permiten comprobar a tiempo real los antecedentes policiales de la persona identificada.

Privacidad del individuo

No es de extrañar que este sistema se utilice en el país asiático ya que su sociedad está acostumbrada a una férrea censura de la información por parte del Estado.

En Europa por su parte, el uso de estos dispositivos abre el debate sobre la privacidad del individuo y sus derechos como ciudadano. Por otra parte, el sistema es efectivo. Las gafas ofrecen a los agentes los antecedentes policiales de un sospechoso inmediatamente. Permitiendo comprobar si se trata de un individuo sospechoso o en busca y captura.

En Estados Unidos los policías también cuentan con cámaras integradas en sus uniformes. Estas cámaras registran la actividad del agente y cómo interactúa en su trabajo.

Las nuevas tecnologías son una solución excepcional para la seguridad ciudadanos.  Pero plantean debates profundos entre el uso de las mismas y su interacción con la privacidad de las personas. La seguridad es un tema importante, pero siempre desde el respeto de la privacidad del individuo.

 

Publicado el 9 febrero, 2018